miércoles, 9 de marzo de 2011

Aportes de Carlos Marx (Marxismo) a la sociología de la comunicación.

    
      Según este enfoque, se debe estudiar cada estructura significativa como consecuencia de una praxis social o conjunto de actividades que transforman el mundo, mediante la cual cada medio de comunicación impone sus propias características.


Como ejemplo el caso de los obreros cuyo trabajo lo capitalizan otros grupos de la sociedad, devolviéndole en pago un salario que no equivale a todo lo producido. Esta capitalización de su trabajo sirve para imponerle un orden social y los medios de comunicación están orientados a reproducir ese estado de cosas.


Esta corriente, integrando el proceso comunicativo dentro del marco social de la lucha de clases, ha posibilitado una apreciación científica integral, donde las alternativas de la comunicación social enlazan con las circunstancias y las condiciones de evolución de las clases sociales: el sistema dominante, la incorporación de las masas en la economía y en la política, y el creciente poderío de las empresas transnacionales de la información y la difusión masiva.


Según los marxistas, se debe estudiar cada estructura significativa como resultado de una praxis social, de esta forma cada medio de comunicación impone sus propias características, y la estructura significativa se adapta a cada medio; pero también cada medio condiciona la función de la estructura o las estructuras significativas que lo dirigen, de acuerdo con las prácticas sociales a que los emisores se orientan.
La lucha social entre los hombres les permite enriquecer los datos disponibles, transformar sus estructuras de interpretación, dirigir de un modo nuevo su práctica, cambiar sus estructuras significativas o sus pautas de información.

Quienes permanecen dentro de las estructuras significativas anteriores están, en cierto sentido, incomunicados; pero quienes siguieron el proceso participativo de una praxis política inspirada en los intereses de la clase obrera, con mayor razón tenderán a cambiar sus estructuras significativas, y sus modos de informar la acción e interpretar los datos, así evocaran en forma colectiva significados cargados de sentido nuevo.

Al desarrollarse la base y la superestructura, se presentan una tendencia a romper con los viejos sentidos de la comunicación y a renovarlos, como parte del proceso de renovación del orden social, mediante la practica concreta del hombre en condiciones sociales determinadas.
La historia de la comunicación para los historiadores marxistas es la historia de la propaganda, porque para ellos toda comunicación es manipulación.

Por ende se la manipulación se divide en dos ramas, utilizadas mayormente por los medios de comunicación:
1) Persuasión: intento de modificar actitudes dirigiéndose al intelecto.
2) Manipulación: No va dirigida al intelecto, si no al mundo de las emociones y nunca cuenta con la complicidad consciente del receptor.

Argumentos desde los que cabe definir la comunicación desde los puntos de vista marxistas:

El marxismo concibe la sociedad como modos de producción a los que cabe desglosar en 3 niveles superpuestos. Estos planteamientos marxistas tuvieron una gran expansión en los 60.

Años 60-70: la forma de pensamiento era una militancia política. Defienden a ultranza revisar la historia a la luz de esas ideas políticas.

Lefebre: “La historia arma de combate”. La revisión del pasado a la luz de planteamientos marxistas era una denuncia a los planteamientos en vigor.
               
Además, Carlos Marx y Federico Engels hacen énfasis sobre el papel social de los medios de información, cual debería ser  su verdadero rol dentro de la sociedad.


Por lo que respecta a su función social, para Marx, la prensa "es el ojo siempre vigilante del espíritu del pueblo, la confianza materializada de un pueblo en sí mismo, el nexo expresado en palabras que une al individuo con el Estado y con el mundo..." (Observaciones sobre la censura). Dice Vicente Romano (Sobre prensa, periodismo y comunicación. Carlos Marx y Federico Engels) que bajo este ropaje idealista Marx apunta ya la idea de que la Prensa, y el Periodismo en general, debe ser medio de observación de la vida, medio de conocimiento de la sociedad.

Dice Marx que el Periodismo sólo puede participar en la dirección de la sociedad influyendo sobre ella, contribuyendo a la elevación del nivel cultural, del nivel de conciencia del pueblo. Para él, dice Vicente Romano, la opinión pública es uno de los medios más efectivos para influir en la sociedad. De ahí que la prensa y los medios de comunicación deban convertirse en instrumento de expresión y formación de la opinión pública.


Sintetizando, Marx y Engels asignaban al Periodismo una tarea doble. Por un lado, misiones de carácter esencialmente informativo cognoscitivo; los medios de información y comunicación deben conocer y reflejar la realidad, la vida social, y transmitir la información adquirida a toda la sociedad, a todos sus miembros. Esto es, información a disposición de todos, accesible a todos. De ahí su oposición a toda censura y su insistencia en la crítica recíproca como medio de llegar al conocimiento.


Por otro lado, para Marx y Engels las tareas y funciones del Periodismo y sus medios como instrumento de expresión y formación de la opinión pública están directamente ligadas al problema de la libertad, considerada por ellos en su forma de libertad de prensa y expresión como presupuesto principal y necesario para que el Periodismo pueda desempeñar sus funciones.


Según Marx la historia de la comunicación es la  historia de la manipulación. De cómo los bloques dominantes han conseguido perpetuar su esquema y como es aceptado por los dominados, que clase obrera tenga mentalidad burguesa.

2 comentarios:

  1. Este taller tiene una evaluación de1 puntos en base a 1 (equivalente a 5%)
    OBSERVACIONES:

    ResponderEliminar